19 C Xalapa
Saturday 25th May 2024
La peor goleada en la historia del futbol: 149-0
By Redacción

La peor goleada en la historia del futbol: 149-0

Redacción | V+ Noticias

Guadalajara, Jalisco. Podrán pasar muchos años, pero difícilmente, por no decir imposible, es que se repita un marcador tan escandaloso como un 149-0. Sucedió un 31 de octubre de 2002, en la Final Four de la Liga de Madagascar. El partido en cuestión fue entre el AS Adema y el Stade Olympique de l’Emyrne, que fue la víctima de aquella goleada.

¿Qué fue lo que propició un resultado tan inverosímil e insólito? Obviamente, hay una historia detrás que provocó que el Stade Olympique de l’Emyrne recibiera un bombardeo sin tregua y sin defensa alguna.

Un año antes, el Stade Olympique de l’Emyrne había sido el campeón de Liga, y a dos fechas de finalizar el torneo, estaba cerca de conquistar el bicampeonato.

Sin embargo, en la penúltima fecha del certamen, Stade Olympique de l’Emyrne empató 2-2 en un partido polémico, en el que el árbitro Benjamina Razafintsalama expulsó a uno de los jugadores del Stade Olympique, además de marcarle un penal dudoso, cuando faltaban dos minutos para concluir el juego, lo que generó el empate del rival.

Mientras, su cercano perseguidor, el AS Adema aprovechó el tropiezo del Stade Olympique de l’Emyrne para ganar su partido correspondiente y sumar los puntos que le otorgaran en automático el título de Liga.

Te sugerimos: Chivas y América igualan a cero; definirán en la Vuelta

Para colmo, la última fecha del torneo enfrentaba precisamente al AS Adema contra el Stade Olympique, y para arrojar más sal a la herida, el juez central era Benjamina Razafintsalama, el mismo que había tenido una actuación controvertida un juego antes.

Como protesta, el técnico del Stade Olympique, Ratsimandresy Ratzaraka ordenó a sus jugadores Razafindrakoto, Nakata y Tolojanahary que anotaran en su propia portería con la complacencia del guardameta Dominique Rakotonandrasana, quien, literal, ni las manos metió, para que le anotaran 149 goles.

El bombardeo comenzó desde que se escuchó el silbatazo inicial, cuando, desde el centro de la cancha, los jugadores del Stade Olympique tocaron rumbo a su área para dar inicio con los autogoles; es decir, un gol cada 38 segundos.

Mientras, en las tribunas, los aficionados, enfurecidos ante lo que consideraron una burla y una estafa, se dirigieron a las taquillas para exigir la devolución del dinero por los boletos pagados.

Las consecuencias de aquel incidente fue que la Federación de Futbol de Madagascar abriera una investigación.

Además: ¡Casa llena! Cruz Azul agota sus boletos 

El saldo fue que al técnico del Stade Olympique, Ratsimandresy Ratzaraka, recibió una suspensión de tres años, además de no permitirle ingresar a ningún estadio de futbol, al considerarlo principal responsable de la idea de hacerse los autogoles.

Mientras, a los tres jugadores que definieron los 149 goles y el portero que se dejó recibirlos fueron suspendidos por un año y tampoco tenían permitido asistir a ningún encuentro de futbol de su país.

Pero los castigos no se limitaron únicamente al Stade Olympique, sino también alcanzaron al presidente del Colegio Nacional de Árbitros de Madagascar y al Ministro de Deportes, René Ndalana, quienes fueron destituidos de sus cargos.

Así fue como se escribió una de las historias más increíbles para registrar el marcador más abultado en el futbol profesional.

Te puede interesar: Clubes de la Premier League votarán para eliminar el VAR

Comparte:
  • No Comments
  • 16 de mayo de 2024