19 C Xalapa
Monday 15th July 2024
La ultraderecha sufre sorpresiva derrota en la segunda vuelta en Francia
By Redacción

La ultraderecha sufre sorpresiva derrota en la segunda vuelta en Francia

Redacción | V+ Noticias

Francia. Una coalición de la izquierda francesa ganó el domingo la mayoría de los escaños en las elecciones legislativas de alto riesgo , según los resultados casi definitivos, derrotando a un avance de la extrema derecha pero sin lograr una mayoría. El resultado dejó a Francia ante la sorprendente perspectiva de un parlamento sin mayoría absoluta y amenazó con una parálisis política en un pilar de la Unión Europea y país anfitrión de los Juegos Olímpicos.

Esto podría sacudir los mercados y la economía francesa, la segunda más grande de la UE, y tener implicaciones de largo alcance para la guerra en Ucrania , la diplomacia global y la estabilidad económica de Europa.

Al convocar elecciones el 9 de junio , después de que la extrema derecha ganara terreno en las elecciones francesas para el Parlamento Europeo, Macron dijo que enviar a los votantes de vuelta a las urnas proporcionaría una “clarificación”.

En casi todos los niveles, esa apuesta parece haber fracasado. Los resultados hasta ahora muestran que Francia está sumida en una niebla política, con los tres bloques principales —una coalición de izquierda, el partido de extrema derecha Agrupación Nacional y los centristas de Macron— muy lejos de los 289 escaños necesarios para controlar la Asamblea Nacional de 577 bancas.

“Nuestro país se enfrenta a una situación política sin precedentes y se prepara para recibir al mundo en unas semanas”, dijo el primer ministro Gabriel Attal, quien planea presentar su dimisión el lunes.

Ante la proximidad de los Juegos Olímpicos , dijo que estaba dispuesto a permanecer en su puesto “mientras el deber lo exija”. A Macron le quedan tres años de mandato presidencial.

Attal dejó más claro que nunca su desaprobación de la sorprendente decisión de Macron de convocar elecciones, diciendo que “no elegí esta disolución” de la Asamblea Nacional saliente, donde la alianza centrista del presidente solía ser el grupo más grande, aunque sin mayoría absoluta. Aun así, logró gobernar durante dos años, atrayendo a legisladores de otros bandos para luchar contra los intentos de derrocarla.

La nueva legislatura parece desprovista de esa estabilidad. Con la mayoría de los votos contados, la coalición de izquierdas encabezaba la alianza centrista de Macron, con la extrema derecha en tercer lugar. Eso confirma el panorama que también ofrecen las proyecciones de los encuestadores.

En la plaza Stalingrado de París, los partidarios de la izquierda vitorearon y aplaudieron cuando aparecieron en una pantalla gigante proyecciones que mostraban la alianza que se avecinaba. También se oyeron gritos de alegría en la plaza de la República, en el este de París, con gente abrazándose espontáneamente a desconocidos y varios minutos de aplausos ininterrumpidos después de que aparecieran las proyecciones.

Marielle Castry, secretaria médica, estaba en el metro de París cuando se anunciaron por primera vez las proyecciones.

“Todo el mundo tenía su smartphone y esperaba los resultados, y entonces todos estaban encantados”, dijo el hombre de 55 años. “Estaba estresado desde el 9 de junio y las elecciones europeas… Y ahora me siento bien, aliviado”.

Un mapa político rediseñado

Incluso antes de que se emitieran los votos, las elecciones rediseñaron el mapa político de Francia. Impulsaron a los partidos de izquierda a dejar de lado sus diferencias y unirse en una nueva alianza, el Nuevo Frente Popular, con promesas de revertir muchas de las reformas principales de Macron, embarcarse en un programa de gasto público enormemente costoso y, en política exterior, adoptar una línea mucho más dura contra Israel debido a la guerra con Hamás.

Macron calificó la coalición de izquierda como «extrema» y advirtió que su programa económico de muchas decenas de miles de millones de euros en gasto público, financiado en parte con aumentos de impuestos para los que más ganan y sobre la riqueza, podría ser ruinoso para Francia, ya criticada por los organismos de control de la UE por su deuda.

Sin embargo, con las proyecciones y luego los resultados casi finales que mostraban al Nuevo Frente Popular con la mayoría de los escaños, sus líderes inmediatamente presionaron a Macron para que le diera a la alianza la primera oportunidad de formar un gobierno y proponer un primer ministro para compartir el poder con el presidente.

El líder más destacado de la coalición de izquierda, Jean-Luc Mélenchon, dijo que ésta “está lista para gobernar”.

Aunque el Agrupamiento Nacional estuvo muy lejos de sus esperanzas de conseguir una mayoría absoluta que hubiera dado a Francia su primer gobierno de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial, el partido antiinmigración con vínculos históricos con el antisemitismo y el racismo estaba en camino de tener más escaños que nunca en la Asamblea Nacional.

Después de que el partido terminó en la cima de la votación de la primera vuelta el fin de semana pasado, sus rivales trabajaron juntos para frustrar sus esperanzas de una victoria rotunda en la segunda vuelta del domingo, retirando estratégicamente candidatos de muchos distritos. Eso dejó a muchos candidatos de extrema derecha en contiendas directas contra un solo oponente, lo que les dificultó ganar.

Muchos votantes decidieron que para ellos era más importante que cualquier otra cosa mantener a la extrema derecha fuera del poder, y apoyaron a sus oponentes en la segunda vuelta, incluso si no pertenecían al campo político que habitualmente apoyan.

La líder del Agrupamiento Nacional, Marine Le Pen, que se cree está considerando la que sería su cuarta candidatura a la presidencia francesa en 2027, dijo que las elecciones sentaron las bases para «la victoria del mañana».

“La marea está subiendo”, dijo. “Esta vez no subió lo suficiente”.

“La realidad es que nuestra victoria sólo se aplaza”, añadió.

Jordan Bardella , el protegido de 28 años de Le Pen que esperaba convertirse en primer ministro, lamentó que el resultado de la votación “arroje a Francia a los brazos de la extrema izquierda”.

En un comunicado de su despacho, Macron indicó que no se apresuraría a invitar a un posible primer ministro a formar gobierno. Dijo que estaba atento a los resultados y que esperaría a que la nueva Asamblea Nacional tomara forma antes de tomar “las decisiones necesarias”.

Territorio desconocido

Un parlamento sin mayoría absoluta es un territorio desconocido para la Francia moderna.

A diferencia de otros países europeos que están más acostumbrados a los gobiernos de coalición, Francia no tiene una tradición de que legisladores de bandos políticos rivales se unan para formar una mayoría. Francia también está más centralizada que muchos otros países europeos, y muchas más decisiones se toman en París.

El presidente esperaba que, con el destino de Francia en sus manos, los votantes pudieran pasar de la extrema derecha y la izquierda a los partidos tradicionales más cercanos al centro, donde Macron encontró gran parte del apoyo que le permitió ganar la presidencia en 2017 y nuevamente en 2022.

Pero en lugar de apoyarlo, millones de votantes aprovecharon su sorprendente decisión como una oportunidad para expresar su ira.

En la primera vuelta de las elecciones del fin de semana pasado, los votantes respaldaron a los candidatos del Agrupamiento Nacional, mientras que la coalición de partidos de izquierda quedó en segundo lugar y su alianza centrista quedó en un distante tercer lugar.

La marcada polarización de la política francesa –especialmente en esta tórrida y rápida campaña– seguramente complicará cualquier esfuerzo por construir una coalición. El racismo y el antisemitismo empañaron la campaña electoral, junto con las campañas de desinformación rusas , y más de 50 candidatos denunciaron haber sido atacados físicamente, algo muy inusual en Francia.

También lee:

Claudia Sheinbaum: En esta transición no hay olvido, hay continuidad y justicia para los pueblos originarios 

Gobernaré desde el territorio, no en el escritorio: Rocío Nahle

Beryl vuelve a convertirse en huracán antes de tocar tierra en Texas

Comparte:
  • No Comments
  • 7 de julio de 2024